La Red de Derechos Humanos del Pacífico Nariñense – REDHPANA y la Corporación Sociojurídica Orlando Fals Borda – COFB denunciamos la grave situación humanitaria de cientos de familias del Pacífico Nariñense.

La Red de Derechos Humanos del Pacífico Nariñense – REDHPANA  y la Corporación Sociojurídica Orlando Fals Borda – COFB denunciamos la grave situación humanitaria de cientos de familias del Pacífico Nariñense.

Abr 03 de 2020

La Red de Derechos Humanos del Pacífico Nariñense – REDHPANA  y la Corporación Sociojurídica Orlando Fals Borda – COFB denunciamos la grave situación humanitaria de cientos de familias del Pacífico Nariñense.

La Red de Derechos Humanos del Pacífico Nariñense – REDHPANA  y la Corporación Sociojurídica Orlando Fals Borda – COFB denunciamos la grave situación humanitaria que cientos de familias del Pacífico Nariñense están sufriendo actualmente por la emergencia decretada para atender la pandemia COVID19, y hacemos un llamado al Gobierno Nacional y regional para que realice las acciones necesarias para atender esta crisis de derechos humanos:

  1. Mediante una carta dirigida al Presidente de la República, Iván Duque Márquez con copia al gobernador de Nariño, Jhon Alexander Rojas Cabrera, se solicita al gobierno nacional garantías económicas para las familias que no cuentan con empleos estables y que subsisten del trabajo que a diario realizan. A raíz del Decreto 457 en donde se ordena el  aislamiento preventivo obligatorio de 19 días en todo el territorio nacional, cientos de familias se han visto afectadas no solo económicamente sino que han comenzado a padecer todo tipo de carencias y hambruna.
  2. En la comunidad conchera, que depende del comercio transfronterizo, hay 350 familias que a diario sobreviven de la extracción de la concha en las cercanías del manglar. Debido a la cuarentena, en estos quince días no han podido comercializar sus productos al Ecuador, principal comprador de la piangua o concha.
  3. En el departamento, hay cuatro casos confirmados de contagio del virus, no obstante, manifestamos nuestra profunda preocupación por la precariedad del sistema de salud que tiene hoy Nariño. Tan sólo en Tumaco, solo se cuenta con dos hospitales: uno de primer nivel en situación crítica y otro de segundo nivel, que se encuentra en liquidación, y que cubre 11 municipios de la costa pacífica nariñense. Además de esto, los hospitales (ESE) de los diferentes municipios no tienen capacidad de respuesta local en condiciones regulares y mucho menos en una situación de emergencia, por lo que no se cuenta ni con los insumos, ni con el personal, ni con la infraestructura necesaria para atender el devenir de esta pandemia en la región.
  4. Por este motivo, exigimos que se habiliten espacios con el fin de atender a los posibles contagiados por el coronavirus; se dote de personal médico y asistencial suficiente, de equipos e instrumentos a la red hospitalaria; se amplíe el número de camas de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y se garanticen elementos de protección personal y equipo biomédico.
  5. Pedimos al Ministerio de Salud que, para mitigar el riesgo en la zona fronteriza, se entreguen muestras para el diagnóstico del COVID19 y mayores insumos para la salud al departamento de Nariño, en especial al Pacífico Nariñense, con el fin de afrontar la pandemia y el alto riesgo de contagio que existe a lo largo de la región y la línea de frontera.
  6. Denunciamos así mismo, que la población ha sido testigo de las acciones de erradicación forzada que realiza la fuerza pública en medio de la pandemia, sin el respeto de los derechos de las comunidades que habitan en el territorio y sin tomar las precauciones necesarias para evitar el contagio del virus en esta población vulnerable.
  7. Hacemos un llamado urgente para que el gobierno nacional se articule con el gobierno departamental y los gobiernos municipales con el fin de ofrecer repuesta efectiva y eficaz a los migrantes y refugiados colombianos que están retornando al país, a los migrantes y refugiados ecuatorianos que se encuentran en Colombia, y a todas las personas que por el dinamismo social en el que viven, se transportan en la zona transfronteriza en busca de alimentos, atención médica, formas de trabajo, educación, entre otras necesidades básicas.
  8. Instamos al gobierno nacional, para que junto con los gobiernos locales establezcan un estricto control de la frontera con Ecuador, privilegiando ante todo el respeto de los Derechos Humanos de todas aquellas personas que pretendan llegar a Colombia desde el vecino país. Pese a que el gobierno colombiano ordenó el cierre de fronteras es importante entender que el límite entre ambos países comprende más de 500 mil hectáreas de zona marítima y terrestre, compuestas por Zona Pacífica (Tumaco, Barbacoas y Ricaurte hasta Esmeraldas), Zona Andina (Ipiales, Túquerres y Pasto hasta Carchi) y Amazónica (Putumayo hasta Sucumbíos)”, la población de estas zonas denuncia que en esta frontera, muchas personas siguen transitando por trochas y pasos irregulares poniendo en peligro la vida de la población del departamento Nariño, toda vez que, Ecuador es el país con mayor número de contagios en Latinoamérica (1.966 contagios a 31 de marzo y 62 muertos).
  9. Solicitamos al señor Presidente de la República tender todos los puentes que sean necesarios para ofrecer GARANTÍAS y PROTECCIÓN a la población nariñense en medio de la contingencia ocasionada por la pandemia del COVID19 y mantener un diálogo permanente con líderes y lideresas de la región para trabajar en conjunto y así poder afrontar esta situación.

___________________________

[1] La REDHPANA es un proceso social de diálogo y articulación de organizaciones sociales, de derechos humanos y étnicas del Pacífico Nariñense en la que participan: RECOMPAS, ASOCOETNAR, CAMAWARY, ACIESNA, UNIPA, JUNTAS DE ACCIÓN COMUNAL, Fedecomunal, Asociación de Consejos Unidos de Magüí Payán, Mesa Interétnica de Tumaco, Voces del Pacífico, Asociación de Porvenir Campesino – ASOPORCA, Palenque Afrourbano, Mesa Municipal de Mujeres de Tumaco, Mesa Municipal de Víctimas de Tumaco, Asociación Piernas Cruzadas- Barbacoas, ABC Pazcífico, Sindicato del Magisterio de Nariño – SIMANA –Tumaco, SEUPAL, Consejo Comunitario Alto Mira y Frontera, Consejo Comunitario Bajo Mira y Frontera, Consejo Comunitario Río Tablón Dulce, Consejo Comunitario Rescate Las Varas, Consejo Comunitario Bajo Jagua, Consejo Comunitario La Esperanza (Municipio La Tola), Consejo Comunitario La Nupa, Consejo Comunitario Esfuerzo Pescador (Iscuandé), Consejo Comunitario Pro Defensa (El Charco), Consejo Comunitario Unión de Cuenta (Roberto Payán), Asociación Luz de Esperanza, Colectivo Sociojurídico Orlando Fals Borda – COLECTIVO OFB, con apoyo del Comité de Solidaridad con los Presos Políticos- CSPP, INDEPAZ.​

Carta al Presidente Iván Duque

Bogotá D.C. 01 abril de 2020

Señor

Iván Duque Márquez

Presidente de la República de Colombia E. S. D.

La RED DE DERECHOS HUMANOS DEL PACIFICO NARIÑENSE – REDHPANA1 –
SOCIOJURIDICO ORLANDO FALS BORDA- COLECTIVO OFB- suscriben la presente carta con copia al señor Jhon Alexánder Rojas Cabrera, gobernador del departamento de Nariño, por medio de la cual ponen de presente al señor Presidente de la República lo siguiente.

La comunidad del Pacífico Nariñense ha venido denunciando con ocasión de la cuarentena nacional ordenada por el Gobierno a través del Decreto 457, que las familias que no cuentan con empleos estables y que subsisten del trabajo que a diario realizan, se han visto afectadas económicamente debido al aislamiento preventivo obligatorio de 19 días ordenado en todo el territorio Colombiano, padeciendo todo tipo de carencias y hambruna.

Así mismo, manifiestan su preocupación porque en la frontera con Ecuador muchas personas siguen transitando por trochas y pasos irregulares poniendo en peligro la vida de la población del departamento Nariño, toda vez que, Ecuador es el país con mayor número de contagios en Latinoamérica.

La preocupación de la población radica en que el Pacífico Nariñense es una de las zonas más empobrecidas de Colombia pese a ser enormemente rica en recursos naturales, diversidad cultural y étnica. Una región en la que la mayoría de su población se encuentra en una permanente y sistemática crisis de vulneración de Derechos Humanos debido al abandono estatal, la debilidad institucional y graves problemas de saqueo y corrupción. Además, porque la lucha de grupos por el control del territorio, la dependencia económica del extractivismo (legal e ilegal), la llegada de diversas estructuras asociadas al narcotráfico y la presencia de cultivos ilícitos agudizan el desplazamiento forzado, la violencia, los índices de pobreza, el desempleo y las necesidades básicas insatisfechas de las comunidades negras e indígenas que habitan en esta zona.

Tan solo en la presente anualidad la región suma más de 5000 personas2 que han sido desplazadas forzosamente por enfrentamientos de grupos armados. Adicionalmente, la región cuenta con alta presencia de minas antipersonales y municiones sin explotar, lo cual evidentemente afecta el acceso a alimentos y aumenta el riesgo de las comunidades.

y El COLECTIVO

En ese contexto de incumplimiento de garantías de derechos por parte del Estado Colombiano en el que se encuentra el Pacífico Nariñense, como si fuera poco para esta región olvidada por muchos años, en marzo del año en curso se reportó el primer caso de contagio por coronavirus en el departamento de Nariño, un departamento que no cuenta con infraestructura, personal médico y medicamentos necesarios para hacer frente a esta pandemia que ha dejado miles de muertos alrededor del mundo.

Actualmente el departamento cuenta con 4 casos confirmados de coronavirus. La mayor preocupación radica en la precariedad del sistema de salud y la falta de capacidad hospitalaria del Pacífico Nariñense. Solo Tumaco, uno de los cascos urbanos más importantes de la zona, “cuenta con dos hospitales: uno de primer nivel en situación crítica y uno de segundo nivel que se encuentra en liquidación”3 y cubre 11 municipios de la costa pacífica nariñense. Además, los hospitales (ESE) de los diferentes municipios no tienen capacidad de respuesta local en condiciones regulares y mucho menos en situación de emergencia, por lo que no se cuenta ni con los insumos, ni con el personal, ni con la infraestructura necesaria para atender esta situación.

De igual forma, Ecuador en el último reporte del 31 de marzo arrojó 1.966 casos de contagio por coronavirus y 62 muertos, una cifra escalofriante, más si se tiene en cuenta que el departamento de Nariño limita con dicho país y que pese a que el Gobierno Colombiano ordenó el cierre de fronteras, el límite entre ambos países comprende más de 500 mil hectáreas de zona marítima y terrestre, compuestas por Zona Pacífica (Tumaco, Barbacoas y Ricaurte hasta Esmeraldas), Zona Andina (Ipiales, Túquerres y Pasto hasta Carchi) y Amazónica (Putumayo hasta Sucumbíos)”4, por las cuales, según denuncian las comunidades, siguen llegando personas procedentes de ese país sin ningún control sanitario.

Particularmente en la zona del Pacífico Nariñense hay trochas y pasos informales. Tanto la población de Alto mira y Frontera, que tiene acceso a Ecuador desde el río Mataje, como la población de San Lorenzo en frontera con Palmareal y Candelillas, veredas ecuatorianas, han manifestado la preocupación por el ingreso de canoas y lanchas por Puerto Palma, Candelillas, Chontal, Congal, Santo Domingo e imbili; incluso el proyecto de carretera binacional que se encuentra por terminar, está facilitando el ingreso y salida de nacionales de ambos países.

Aunado a lo anterior, es importante que se analicen las dinámicas sociales de la zona transfronteriza, ya que muchas familias colombianas viven en el vecino país, muchos jóvenes estudian allí, incluso se cruza la frontera con el objetivo de acceder a servicios básicos como la atención médica o proveerse de alimentos y víveres. Además, por la alza del dólar ecuatorianos vienen a Colombia a comprar diferentes productos. Así, tanto colombianos migrantes y refugiados en Ecuador que están retornando al país, como migrantes y refugiados ecuatorianos, necesitan apoyo humanitario en frontera, ya que el Gobierno no se puede desarticular con la realidad social que viven estas familias.

Por otro lado, en la región viven muchas familias del comercio trasfronterizo, en particular la comunidad conchera, la cual sobrevive de la extracción de la concha en las cercanías del manglar y quienes por más de quince días no han podido comercializar estos productos, puesto que no se puede exportar a Ecuador y este país es el principal comprador de la piangua o conchas, generando que estas familias no cuenten con un sustento diario.

Adicionalmente, con esta carta denunciamos que la población ha sido testigo de la forma como personal militar y fuerza pública han llevado a cabo actividades de erradicación forzada sin el respeto de los derechos de las comunidades étnicas que habitan en el territorio y sin tomar las precauciones necesarias para evitar contagiar a la población de coronavirus.

Por todo lo anterior, exigimos al Gobierno Nacional hacerle frente a la grave situación humanitaria que se vive en la frontera con Ecuador y velar por los derechos de las poblaciones que allí habitan.

Además, señor Presidente, le solicitamos ofrecer GARANTÍAS y PROTECCIÓN a la población del departamento de Nariño en medio de la contingencia ocasionada por la pandemia del coronavirus y mantener un diálogo permanente con líderes y lideresas de la región para trabajar en conjunto y así poder afrontar la situación.

También hacemos un llamado urgente para que el gobierno nacional se articule con el departamental y los municipales con el fin de ofrecer repuesta a los migrantes y refugiados colombianos que están retornando al país, a los migrantes y refugiados ecuatorianos que se encuentran en Colombia y a todas las personas que por el dinamismo social en el que viven se transportan en la zona transfronteriza en busca de alimentos, atención médica, formas de trabajo, educación, entre otras necesidades básicas.

Aunado a lo anterior, instamos al gobierno nacional para que junto con los gobiernos locales establezcan un estricto control de la frontera con Ecuador, siempre con el debido respeto de los Derechos Humanos de todos quienes pretenden llegar a Colombia desde el vecino país; se habiliten espacios con el fin de atender a los posibles contagiados por el coronavirus; se dote de personal médico, de equipos e instrumentos a la red hospitalaria; se amplíe el número de camas de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y se garanticen elementos de protección personal y equipo biomédico.

También es importante que desde el gobierno nacional se entreguen muestras para el diagnóstico del coronavirus y mayores insumos para la salud al departamento de Nariño, en especial al Pacífico Nariñense, con el fin de afrontar la pandemia.

A su vez, señor Presidente, solicitamos de manera inmediata se proporcionen soluciones duraderas para la subsistencia de la población que vive del trabajo diario en el departamento de Nariño, especialmente en el Pacífico Nariñense y que por la cuarentena ordenada a nivel nacional no pueden trabajar día a día, poniendo en riesgo sus vidas y las de sus familias.

Finalmente, respaldamos las peticiones de ayuda humanitaria al departamento de Nariño solicitadas públicamente por el gobernador, señor Jhon Alexánder Rojas Cabrera, porque creemos que debido a la situación particular del departamento, al encontrarse en frontera, debe tener una especial atención por parte del gobierno nacional.

Notificaciones

Cualquier notificación, favor dirigirla a la Calle 19 No. 3 A-37, oficina 1105, Torre B, edificio Procoil de la ciudad de Bogotá, D.C. Colombia; al teléfono (+57) (1) 3414157 y a la dirección electrónica juridico@cofb.org.co

Cordialmente,

RED DE DERECHOS HUMANOS DEL PACIFICO NARIÑENSE – REDHPANA COLECTIVO SOCIOJURIDICO ORLANDO FALS BORDA- COLECTIVO OFB

____________________

1 La REDHPANA es un proceso social de diálogo y articulación de organizaciones sociales, de derechos humanos y étnicas del Pacífico Nariñense en la que participan: RECOMPAS, ASOCOETNAR, CAMAWARY, ACIESNA, UNIPA, JUNTAS DE ACCIÓN COMUNAL, Fedecomunal, Asociación de Consejos Unidos de Magüí Payán, Mesa Interétnica de Tumaco, Voces del Pacífico, Asociación de Porvenir Campesino – ASOPORCA, Palenque Afrourbano, Mesa Municipal de Mujeres de Tumaco, Mesa Municipal de Víctimas de Tumaco, Asociación Piernas Cruzadas- Barbacoas, ABC Pazcífico, Sindicato del Magisterio de Nariño – SIMANA –Tumaco, SEUPAL, Consejo Comunitario Alto Mira y Frontera, Consejo Comunitario Bajo Mira y Frontera, Consejo Comunitario Río Tablón Dulce, Consejo Comunitario Rescate Las Varas, Consejo Comunitario Bajo Jagua, Consejo Comunitario La Esperanza (Municipio La Tola), Consejo Comunitario La Nupa, Consejo Comunitario Esfuerzo Pescador (Iscuandé), Consejo Comunitario Pro Defensa (El Charco), Consejo Comunitario Unión de Cuenta (Roberto Payán), Asociación Luz de Esperanza, Colectivo Sociojurídico Orlando Fals Borda – COLECTIVO OFB, con apoyo del Comité de Solidaridad con los Presos Políticos- CSPP, INDEPAZ.

https://www.eluniversal.com.co/colombia/se-agrava-crisis-por-desplazamie…

https://www.rcnradio.com/colombia/pacifico/alerta-en-tumaco-por-falta-de…

4 Informe de contexto frontera Colombo- Ecuatoriana 2017 . Servicio Jesuita a Refugiados

Foto: https://i.pinimg.com/originals/20/48/26/204826583bceb39b3aff88635116b2a3.jpg

Leave a Reply

Your email address will not be published.